miércoles, 8 de febrero de 2012

Pimientos rellenos de la tía Amparo.

Hoy, en honor de mi querida tía Amparo vamos a preparar pimientos rellenos con arroz y carne picada. Alguna variación hemos hecho sobre la receta, pero no te preocupes, tía, la esencia es totalmente tía amparista.

Ingredientes:

  • Pimientos para rellenar (color al gusto).
  • Arroz.
  • Cebolla.
  • Un ajo.
  • Bacon (preferiblemente ahumado).
  • Queso de mozzarella
  • Tomate frito.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Pimienta
  1. Vaciamos cuidadosamente los pimientos que deseemos rellenar. Es importante al abrirlos recortar la zona del tallo de manera circular para despues poder usar esa parte a modo de tapón para que el arroz no se salga y también para que quede más cuidada la presentación.



  2. En una sartén ponemos a freír la cebolla hecha en juliana. Cuando la tengamos bastante blandita echamos el bacon y le damos unas vueltas.



  3. Ahora es el momento de añadir la carne picada.
  4. Añadiremos el ajo a trocitos, pero hay que tener cuidado de que no se queme.
  5. Mientras hacemos todo esto, en un cazo con agua ponemos a hervir el arroz con un poquito de sal. Cuando el arroz ya esté hecho lo colaremos para quitarle el agua; después lo añadiremos a la mezcla que teníamos en la sartén.
  6. Una vez lo tenemos todo junto en la sartén, le echamos la mozarella y un chorrito pequeño de tomate frito.



  7. Lo salpimentamos todo y removemos bien hasta que la mozzarella se haya repartido bien.
  8. ¡Llegó el momento más divertido!¡Rellenar lo pimientos! Con mucho cuidado, con una cucharita, vamos metiendo la mezcla en los mientos y los tapamos con las tapitas que habíamos apartado.
  9. Cuando ya estén rellenos los ponemos en una cazuela de barro con un poquito de aceite por encima y los metemos al horno a unos 240 grados. Más o menos tendrán que estar unos 45 minutos; de todos modos, tendremos que ir controlándolos para que no se nos quemen y dándoles algunas vueltas con cuidado.
  10. En el momento que veas que tienen una pinta exquisita...los sacamos del horno.

I bon profit!